Despiértense las naciones

 

 

 

 

 

 

“He aquí que en aquellos días y en aquel tiempo, cuando yo restaure de la cautividad a Judá y a Jerusalén, reuniré a todas las naciones y las haré descender al valle de Josafat. Allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, de Israel mi heredad, al cual esparcieron entre las naciones, y luego se repartieron mi tierra. Despiértense las naciones y vallan al valle de Josafat, porque allí me sentaré para juzgar a todas las naciones de alrededor.” Joel 3:1, 2, 12.

 

La crisis económica mundial del 2009 y el terremoto de Haití 2010 tuvieron el efecto de despertar a las naciones. Gracias a ello, la economía global sobrevivió y los sufridos haitianos se levantaron de los escombros. No todos los líderes de los ciento noventa y ocho países del mundo que oyeron las voces del peligro y del dolor despertaron, pero muchos lo hicieron y entre ellos estuvo Chile, aún cuando la primera reacción fue minimizar el peligro y asegurar que nuestro país estaba a salvo, que no sería incluido con los dañados por la recesión. Para satisfacción de los habitantes, de todo el pueblo chileno, el pasado 12 de Enero a las 16,53 horas, Chile ya estaba en la isla, así que solo se requería cargar las naves Hércules C-130 de la fuerza aérea y partir con la ayuda humanitaria. Bendito sea Dios por esto.

 

 

Una alerta, que se puede calificar por ahora, como temprana, es la que recibió, la secretaría general de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York, el pasado 9 de noviembre, de parte del recientemente reorganizado Sanedrín israelí. El mensaje advierte a las naciones acerca de los sucesos peligrosos que ocurrirán en el mundo, si las naciones condenan a Israel, por las acusaciones hechas en el Informe Goldstone, de haberse sobrepasado en el uso de la fuerza, durante las represalias que tomó por los miles de cohetes lanzados por los terroristas de Hamas contra la población judía en el sur del país. Como era de prever, la ONU no acusó recibo del mensaje profético y tampoco lo reenvió a las cancillerías nacionales.

 

El Sanedrín judío se reorganizó en forma secreta recientemente en Israel, la información se conoció solo unos días antes que el ministro de justicia del Estado judío dijera que: “Paso a paso, otorgaremos la ley de la Torá a los ciudadanos de Israel y convertiremos la Halajá en la ley vinculante de la nación. Debemos recuperar la herencia de nuestros padres para la nación de Israel. La Torá contiene la solución completa para todos los asuntos que gestionamos". El Informe Goldstone acusa a Israel y Hamas de cometer crímenes contra la humanidad, aconseja a las partes a realizar investigaciones creíbles y de no ser así, sugiere llevar a los responsables al Tribunal Penal Internacional. Una vez presentadas y analizadas las respuestas de Israel y Hamas, la Asamblea General deberá resolver en votación, si solicita la apertura de un juicio al TPI. Esta votación alineará a los países a favor y en contra de Israel.

 

Ya hay países que se han declarado a favor de Israel, es decir, han rechazado el Informe Goldstone por sesgado, injusto, profundamente parcial y débil, entre ellos están los Estados Unidos de América, Canadá, Australia, Alemania, Italia, Hungría, Polonia, como también hay países que han votado en contra de Israel, es decir, han aceptado las acusaciones y recomendaciones del Informe Goldstone, entre otros; Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Venezuela. Para la votación final, sobre esta delicada situación, las naciones del mundo deberán ser convocadas, probablemente durante el segundo semestre del año 2010 en curso. Durante el año 2010, las naciones del mundo juzgarán a Israel, y con ello podrán en la balanza, el legítimo derecho de los pueblos a defenderse del terrorismo y a determinar que armas y acciones ejecutar.

 

Lo que anuncia el Sanedrín judío, lo que dicen las Sagradas Escrituras y lo que profetiza Joel, es que Jehová el Dios Israel, juzgará a las naciones por el trato que le dan a Israel y que el juicio de Dios se ejecutará al inicio del reino milenario del Mesías. El castigo para las naciones que levanten la mano en contra de Israel en la Asamblea General de las Naciones Unidas y que apoyen con soldados al ejército mundial que se organizará para destruir al pueblo judío, después que el líder de la Unión Europea rompa el Tratado de Amistad y Seguridad celebrado con la santa nación, tendrá como consecuencia horrible, la pérdida de la soberanía nacional y la subordinación de sus habitantes, a las autoridades de los países que apoyaron al Estado de Israel, porque las naciones que apoyen el derecho de Israel a vivir en paz y seguridad, a defenderse del terrorismo y a determinar autónomamente su estrategia de ataque y que en el futuro, se opongan a la ofensiva militar internacional para destruir de Israel, serán beneficiados con la supervivencia política y disfrutarán de la prosperidad que traerá el Mesías a la tierra.

 

El mensaje bíblico del profeta Joel no debe ser archivado por las naciones del mundo, porque Jehová el Dios de Israel, ¿alguien duda de la existencia de Jehová el Dios de Israel?, ya ha ejecutado juicios severos contra Imperios, naciones y pueblos durante la edad antigua, ¿dónde están los poderosos imperios de la antigüedad? ¿Asiria, el medo persa, el babilónico, qué fue del imperio romano? ¿Dónde están las naciones de Tiro y de Sidón? ¿Dónde están los pueblos de Sodoma y Gomorra, los filisteos, los amonitas? ¿Por qué fue distinto el destino de los gabaonitas? ¿Por qué fue distinto el destino de los egipcios? Los gabaonitas diseñaron y ejecutaron una política exterior que les aseguró la supervivencia histórica y por las especiales relaciones bilaterales que estratégicamente desarrollaron con el pueblo de Israel, ingresaron y obtuvieron los mismos beneficios en la tierra prometida. La historia de Egipto, que hoy día tiene Tratados de Paz vigentes con el Estado de Israel, que hoy día construye un muro a lo largo de su frontera con la Franja de Gaza, que tiene airados a los militantes de Hamas, porque están desapareciendo uno a uno los túneles por donde ingresa el contrabando de armas y cohetes para atacar al industrioso pueblo judío de Sderot, es especialmente significativa y debe ser recordada por las naciones del mundo.

 

Instruidos por Jehová, el Dios de Israel, los hermanos Moisés y Aarón se presentaron ante el Faraón y pidieron un par de días de asueto para todos los trabajadores hebreos y la autorización para salir a un lugar del desierto a celebrar una fiesta de reconocimiento a Dios. El gobernante egipcio, que era muy devoto de los dioses nacionales, rechazó la solicitud, argumentando que no conocía a Jehová, por lo que desestimaba el mandamiento, y aún cuando Moisés y Aarón le explicaron el peligro de enfermedades y muerte para los trabajadores, insistió en su negativa. Molesto y probablemente furioso por la petición de Moisés y Aarón, ordenó el término de toda flexibilidad y regalía existente entre las condiciones laborales de los trabajadores hebreos. Rechazar y desestimar a Jehová el Dios de Israel, impedir el desarrollo de la religión hebrea y quitar a estos nobles y esforzados trabajadores sus regalías, trajo la desgracia, el dolor, la miseria y la muerte a su vasto país. Las naciones no deben rechazar el mandamiento de Jehová, deben hacer caso a los profetas del altísimo y ordenar su institucionalidad política y desarrollo social conforme a la Palabra de Dios. Como todos los estudiosos de la historia saben, las plagas cayeron, una tras otra sobre Egipto y fueron dañados sus cultivos, sus bodegas, sus aguas y sus vidas, y finalmente faraón, con su primogénito muerto en los brazos, recién accedió a permitir la salida del pueblo. Si Faraón no lo hubiera finalmente permitido, el grandioso país del Nilo, habría sido destruido por nuevas plagas y hoy solo existiría en los libros de historia.

 

Estimado Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, ¿lo que hizo Jehová, el Dios de Israel en la edad antigua, no lo podría hacer en la edad moderna? Si, lo que ya hizo, lo volverá a hacer. Dios está juzgando a las naciones, cómo tratan al pueblo y al Estado de Israel, y a la llegada victoriosa del Mesías, los representantes de todas las naciones del mundo deberán presentarse ante el Rey Jesús a recibir la sentencia; las naciones que sean designadas primero, serán reconocidas como herederas y pasarán a ocupar un lugar de liderazgo en el nuevo mundo que se inaugura. Las naciones que sean designadas en segundo lugar, desaparecerán políticamente y deberán ceder sus soberanías nacionales a las autoridades de las primeras naciones.

 


Online (15 minutes ago):36

 

daniel

“A Daniel no lo mataron por ser gay.”

“Una verdad dolorosa e incómoda,

pero es una verdad.”

Rodrigo Fluxá “Solos en la noche”

Periodista del Mercurio

 

 

            Moisés y los
      10 mandamientos

tvn
  Domingo a Jueves 22:30 Horas

2016. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Go to top